PLAN MAESTRO Y TERMINAL INTERNACIONAL DE PASAJEROS

Punta Arenas, Chile

ESTADO ACTUAL

Punta Arenas es centro de conexiones dentro de la región de Magallanes y cabecera científico/cultural de la Zona Austral. Antiguo refugio marítimo del extremo sur, durante parte de los siglos XIX y XX fue punto de abastecimiento y descanso de los viajes interoceánicos.

El mar, la industria naviera y los astilleros han sido un importante impulso para el desarrollo para la ciudad; sin embargo, la presencia de estas actividades en su vida cotidiana ha sido hasta ahora más bien limitada.

El Puerto, pieza de gran valor simbólico y funcional, es el lugar de entrada de los productos de los mares australes y lugar de paso y partida de los viajeros y científicos que exploran el extremo sur del mundo.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

El borde sur de la Costanera se conectará longitudinalmente al tramo norte a través de una nueva concepción del paseo de borde costero: establecer el espacio de estancia y disfrute a nivel de mar. Esta cercanía permitirá una nueva relación con el paisaje magallánico, una invitación a relacionarse de manera directa con el mar.

En su extremo meridional se ubicará el Muelle Juan Ladrillero. Su café y plataforma a nivel del agua, generará un pequeño balneario, que activará esa zona de la ciudad, al tiempo que se convertirá e en punto de llegada y retorno del que será el nuevo paseo costero de la ciudad.

COSTANERA SUR
RECINTO PORTUARIO

El frente urbano de la zona logística se activará a través de la reutilización de una de las antiguas bodegas del puerto, donde se propone un programa educacional y recreativo orientado a los niños de Punta Arenas: el Exploratorio Antártico.

En el borde sur del recinto portuario se propone liberar suelo para el desarrollo de proyectos turísticos y náuticos como el Muelle Pata Gau y la nueva Marina de Punta Arenas, que se sitúa sobre un mirador hacia el nuevo borde sur.

Sin embargo, continúa siendo un recinto de vocación industrial, cerrado y desvinculado de la ciudad.

Bajo este escenario, el objetivo principal del proyecto urbano es abrir el recinto portuario a la ciudad. La intervención parte desde el casco histórico, proponiendo un nuevo modelo de espacio público que prioriza al peatón, pone en valor los edificios patrimoniales existentes y fluye en forma continua hacia el puerto, conectando la ciudad interior con el frente marino.

Para ello se proponen una serie de programas diferentes en las distintas zonas:

TERMINAL INTERNACIONAL DE PASAJEROS (TIP)

El nuevo Terminal Internacional de Pasajeros Se instala en el borde marítimo como un espacio fluido y diáfano, donde la ciudad y el estrecho de Magallanes se encuentran, y construye una nueva imagen para la fachada marítima de la ciudad al tiempo que entrega una experiencia memorable para los visitantes que embarcan o desembarcan en la zona.

Las distintas áreas programáticas del edificio se han dispuesto en forma perpendicular a la costanera de modo que aquellas relacionadas con el funcionamiento del puerto queden directamente conectadas a la zona logística, y por otro lado las actividades de orden público como el área comercial y gastronómica se vinculen a la plaza y muelle de la marina Pata Gau, dándole vitalidad y uso independiente a la actividad turística.

La estructura está pensada en función de maximizar tanto la usabilidad como la rentabilidad económica y social del edificio. Sus grandes luces se logran mediante una estructura estereométrica que resuelve tanto cargas gravitacionales como horizontales producidas por viento o sismo. Con esto se logra un espacio amplio y flexible que permite responder adecuadamente a los requerimientos funcional es del uso portuario y a su vez, genera una gran nave climatizada para ferias, eventos, conciertos, convenciones y otras actividades de la ciudad.

La construcción de esta infraestructura genera lo que probablemente será el mayor espacio cubierto de la ciudad, protegido de la lluvia y el viento: un lugar único sobre la costa austral, que ofrece un lugar de abrigo para el encuentro de los habitantes de Punta Arenas.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
PLANOS DE PROYECTO

  Equipo:     Cecilia Puga, Paula Velasco, Patricio Mardones (Arquitectos) 
                   Susana López y Francisca Astaburuaga (Urbanistas)
  Cliente:     Empresa Portuaria Austral, EPA
  Área:         Envolvente urbana 1.150ml; recinto portuario 45.872m2